El café de Yemen

El café de Yemen

el ingrediente que lo hace especial

Hace unos días tuve la oportunidad de conocer un café arábica procedente de Yemen. Verlo en verde, sin tostar, me hizo suponer que se trataba de un grano de un carácter especial.

Su comportamiento noble durante el proceso de tueste unido a su elegante y distinguida expresión en taza me llevó a la reflexión.

¿Qué es lo que hace que este café, más allá: del origen, altitud, climatología, variedad, procesado, tueste, elaboración, se muestre tan extraordinariamente especial?

¿Cuál es su ingrediente?

Un cultivo espiritual: el respeto y amor es el centro.

El caficultor yemení respeta profundamente el medio, da continuad a las tradiciones de buenas prácticas de cultivo de sus antepasados y es profundamente religioso.

El caficultor yemení, a través de su oración entre los árboles de café, se convierte en el vaso comunicador entre la tierra y la divinidad. Su oración es la savia que desarrolla un fruto repleto de amor y respeto.

About the author

Comentarios

Deja un comentario