Specialty Coffee y la calidad en la taza

Specialty Coffee y la calidad en la taza

Que nos ofrezcan un specialty coffee no es siempre sinónimo de calidad. Un specialty coffee es un grano que ha sido seleccionado siguiendo una normativa de calidad. Pero desde que ha sido seleccionado y catalogado como specialty coffee hasta que llega a la taza ha pasado por una serie de fases que han podido disminuir la calidad del mismo y por tanto haberle hecho perder la categoría de Specialty Coffee.
Una de estas fases, y que voy a tratar en esta ocasión, es la del tueste.
El proceso de tueste es uno de los momentos clave para que ese Specialty Coffee sea transformado, respetando la naturaleza del grano y desarrollando las características organolépticas que de origen porta.
Como tostadores tenemos el compromiso con nosotros mismos y obligación con los clientes de ofrecer un tueste que cumpla con estos requisitos desechando aquello que no se ajusten a las normativas de calidad.
El término Specialty Coffee no ha de ser el paraguas sobre el que nos refugiemos y descuidemos el resto de fases intermedias hasta llegar a la taza.
Un inadecuado transporte, almacenamiento, tueste o elaboración pueden dar al traste con un café catalogado como Specialty Coffee.
Por tanto, no hay que dejarse llevar por el envoltorio ni por descripciones fútiles que tienen como objeto, no complementar sino sustituir la calidad del café que en taza se va a presentar.
No tiene que ser nuestro objetivo como tostadores el ofrecer un Specialty Coffee sin más. Sino el presentar nuestro trabajo de tueste artesanal a partir de granos Specialty Coffee seleccionados cuidadosamente por nosotros mismos.
De esta forma, es nuestro trabajo el que habla por sí mismo no sujetándonos a parapetos que más que proyectar una imagen de calidad de nuestro trabajo, nos vuelven esclavos y nos conducen a confundir a un mercado ya de por sí muy vulnerable.

About the author

Comentarios

Deja un comentario