Aprender a identificar los sabores del café

Aprender a identificar los sabores del café

Identificar los sabores del café es una de las habilidades que con experiencia y entrenamiento adquiere el consumidor de café.

La nota la podemos definir como esa fragancia, aroma o sabor que nos evoca algo.

A partir de un estimulo olfativo (bulbo olfativo) y en menor medida gustativo, nuestro cerebro busca en su archivo sensorial aquel registro con el que caracterizarlo. A esta caracterización la llamamos nota.

Las notas reflejadas en el etiquetado del café, son presentadas a modo de sugerencia, pudiendo siempre variar en función de aspectos como:

Agua: Sabor, olor, mineralización.

-Dispositivo de elaboración: según el dispositivo que empleemos; espresso, prensa francesa, aeropress, italiana….

-Técnica de elaboración: molido, temperatura, presión, tiempos de: preinfusión, infusión, postinfusión.

-Quien consume el café: su naturaleza, origen, experiencia sensorial.

Un café elaborado en máquina espresso es probable que nos muestre unas notas diferentes a si es elaborado en cafetera italiana.

De igual manera que es probable que un consumidor que vive en la India o en Salamanca, caracterice unas notas diferentes a otro que vive en México o en Sevilla, compartiendo ambos la misma taza de café.

¿Y cómo crear desarrollar la habilidad sensorial que te convierta en un experto en cafés?

Como te decíamos al comienzo con experiencias y entrenamiento.

Con las experiencias crearás tu propio archivo sensorial.

Aunque bien es cierto que en un entorno donde abundan los sabores y aromas artificiales, tendrás que ser selectivo.

Una propuesta que te hacemos es seleccionar y clasificar diferentes: frutas, plantas herbáceas, frutos secos, especias, cacaos, azúcares.

El ejercicio lo has de hacer con la boca bien limpia (enjuagar con agua). Para a continuación, oler y saborear cada uno de los elementos que estás registrando en tu cerebro.

Es conveniente, que este ejercicio no supere los treinta minutos, con un intervalo de cinco minutos de descanso cada diez minutos.

El lugar donde realices el ejercicio ha de tener buena ventilación (sin olores) y no ruidoso (pudiendo escuchar una música que te haga sentir a gusto). En definitiva, ha de ser un espacio agradable y cómodo.

Con el entrenamiento reforzarás y asentarás aquello que has conocido en la fase de descubrimiento sensorial.

Una actividad  adecuada para entrenar, es participar en catas de cafés, donde junto a otros consumidores de café podrás  compartir, enseñar y aprender las diferentes experiencias con los sabores.

Vas a comprobar, como, en poco tiempo, comenzarás a descifrar el código de los sabores a partir de tu propio archivo sensorial.

About the author

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*